Técnicas de osteopatía Sacro – Craneal


Craneosacral

La Osteopatía es obra de un médico americano llamado Andrew Taylor Still (1828-1917) que a partir de los conocimientos de la medicina clásica y decepcionado por numerosos fracasos de la medicina oficial de la época, desarrolló el método osteopático.

Inseparable de Still en el concepto y desarrollo de la osteopatía, está el Dr. William Garner Sutherland  (1873-1954), discípulo directo de Still y sucesor destacado por el descubrimiento del Movimiento Respiratorio Primario (M.R.P.) o Cranial Rytmic Impulse (C.R.I.).

Es una medicina manual, no sintomática que tiene en cuenta la pérdida de movilidad de las diferentes estructuras del cuerpo, la historia del individuo, su medio-ambiente, familia, trabajo, conflictos etc. Sólo actúa por medios manuales, respetando la integridad física y psíquica del paciente. Tanto para el diagnóstico como para el tratamiento, nos valemos de las propiedades del Mecanismo Respiratorio Primario (M.R.P.): es un movimiento de retracción y expansión que repercute en todo el cuerpo a través de las fascias y la fluctuación del líquido cefalo-raquídeo (LCR), sucede rítmicamente, de un modo automático e inconsciente.

Básicamente se apoya en una doctrina de tres principios:

1-GLOBALIDAD: el cuerpo humano es un todo: cualquier problema a cualquier nivel, repercutirá en todo el cuerpo. Esto es esencial para el diagnóstico, puesto que se pretende hacer un tratamiento etiológico (ir a la causa) y no sintomático.

2-AUTOCURACIÓN: el organismo tiene capacidad inherente de curación especialmente en problemas funcionales, entendido en términos relativos, es decir, el cuerpo humano mantiene la memoria de buen funcionamiento.El fin de la osteopatía es eliminar los obstáculos que impiden actuar a los mecanismos de autorregulación; normalizando el cuerpo, reactiva el sistema inmunitario.

3-INTER-RELACIÓN ESTRUCTURA-FUNCIÓN: este principio sirve a la osteopatía para hacer su diagnóstico y tratamiento. Este principio se refiere a que cuando una estructura ha perdido su movilidad, no puede cumplir todas sus funciones. Entonces decimos que está en LESIÓN, en el sentido osteopático del término y el trabajo del osteópata será devolver la movilidad a esa estructura (hueso, víscera, fascias etc) una vez diagnosticada la lesión.

La Osteopatía es obra de un médico americano llamado Andrew Taylor Still (1828-1917) que a partir de los conocimientos de la medicina clásica y decepcionado por numerosos fracasos de la medicina oficial de la época, desarrolló el método osteopático.

Inseparable de Still en el concepto y desarrollo de la osteopatía, está el Dr. William Garner Sutherland  (1873-1954), discípulo directo de Still y sucesor destacado por el descubrimiento del Movimiento Respiratorio Primario (M.R.P.) o Cranial Rytmic Impulse (C.R.I.).

Es una medicina manual, no sintomática que tiene en cuenta la pérdida de movilidad de las diferentes estructuras del cuerpo, la historia del individuo, su medio-ambiente, familia, trabajo, conflictos etc. Sólo actúa por medios manuales, respetando la integridad física y psíquica del paciente. Tanto para el diagnóstico como para el tratamiento, nos valemos de las propiedades del Mecanismo Respiratorio Primario (M.R.P.): es un movimiento de retracción y expansión que repercute en todo el cuerpo a través de las fascias y la fluctuación del líquido cefalo-raquídeo (LCR), sucede rítmicamente, de un modo automático e inconsciente.

Básicamente se apoya en una doctrina de tres principios:

1-GLOBALIDAD: el cuerpo humano es un todo: cualquier problema a cualquier nivel, repercutirá en todo el cuerpo. Esto es esencial para el diagnóstico, puesto que se pretende hacer un tratamiento etiológico (ir a la causa) y no sintomático.

2-AUTOCURACIÓN: el organismo tiene capacidad inherente de curación especialmente en problemas funcionales, entendido en términos relativos, es decir, el cuerpo humano mantiene la memoria de buen funcionamiento.El fin de la osteopatía es eliminar los obstáculos que impiden actuar a los mecanismos de autorregulación; normalizando el cuerpo, reactiva el sistema inmunitario.

3-INTER-RELACIÓN ESTRUCTURA-FUNCIÓN: este principio sirve a la osteopatía para hacer su diagnóstico y tratamiento. Este principio se refiere a que cuando una estructura ha perdido su movilidad, no puede cumplir todas sus funciones. Entonces decimos que está en LESIÓN, en el sentido osteopático del término y el trabajo del osteópata será devolver la movilidad a esa estructura (hueso, víscera, fascias etc) una vez diagnosticada la lesión.